EL COMERCIO TRADICIONAL, EL GRAN PERJUDICADO DE LA LIBERALIZACIÓN DE HORARIOS EN MADRID

Madrid, 14 de febrero de 2017.-  La Confederación de Comercio de Madrid (COCEM) afirma que el estudio relativo a horarios comerciales presentado por ANGED, la patronal que representa a las grandes superficies, ofrece datos que no se corresponden con la realidad del sector.

La Confederación de Comercio de Madrid afirma que desde que en 2012 el Gobierno de la Comunidad de Madrid promulgó el Decreto que estableció la libertad de horarios comerciales -fundamentando la medida en la creación de 20.000 puestos de trabajo- no sólo no se crearon nuevos empleos sino que se destruyeron 15.000 puestos de trabajo en los tres primeros años-. Y en la actualidad, el empleo en el sector comercio crece, en la Comunidad de Madrid,  por debajo de la media nacional, a pesar de haber entrado en una escenario de mejora económica.  La ocupación en el sector en la Comunidad de Madrid está por debajo de otras regiones como Aragón, Baleares, Canarias, Cantabria, Cataluña, Comunidad Valenciana o País Vasco.

Por otro lado, desde que entró en vigor la medida liberalizadora en 2012, se han cerrado más de 2.500 empresas del sector comercio, 1.350 en el último año, de las cuales un 90% eran comercios de menos de 5 trabajadores. Por lo tanto, la medida no favorece al comercio tradicional sino solamente a la denominada gran distribución

Desde COCEM alertan que, además del impacto negativo en la actividad económica, esta desaparición de comercios tradicionales- muchos de ellos tiendas emblemáticas- va a provocar la desertización de las zonas comerciales de los barrios de los municipos de la Comunidad de Madrid.

El presidente de COCEM señala que “en Madrid, en lugar de fomentar el comercio-ciudad como hacen el otras comunidades autónomas y en el resto de capitales europeas, la liberalización de horarios comerciales está fomentando tener locales comerciales vacíos, y eso perjudica gravemente la imagen de la ciudad, genera más inseguridad en muchas zonas y reduce la recaudación pública”.

GRAVE IMPACTO MEDIOAMBIENTAL: al mes se producen 2 millones de desplazamientos a la periferia y hay un gasto de 7 millones en combustible.

Por otra parte, la Confederación de Comercio afirma que, en contra de lo que afirma el estudio presentado por ANGED donde señalan que la libertad de horarios contribuye al bienestar del consumidor, provoca obligar a los consumidores a estar esclavizados y tener que utilizar sus vehículos para desplazarse a los centros comerciales o grandes superficies para realizar las compras.

Asimismo, desde COCEM muestran su preocupación por el impacto medioambiental que esto implica. Cada mes, sólo en los días festivos, se producen un total de 2 millones de desplazamientos desde el centro de los municipios a grandes superficies y centros comerciales de la periferia con un coste mensual de 7 millones de euros en combustible. “Quemar al mes 6 millones de litros de combustible además de un perjuicio económico para los ciudadanos tiene un impacto medioambiental preocupante”, señalan desde COCEM.

El presidente de COCEM, Luis Pacheco concluye diciendo que “no es admisible defender que la libertad de horarios tiene ventajas ni para el comercio ni para los consumidores. Si continuamos en esta línea, el futuro del comercio está en peligro, ya que se dirige hacia un mercado de monopolización de la oferta con todo lo que ello implica: subida de precios hacia al consumidor,  falta de servicio liderado por empresas que basan su política comercial en el autoservicio”.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.